Una minúscula novedad en ocin

Por Verion
22-2-2016 11:53 Etiquetas: metaocin

Al aluvión de publicaciones roleras del número 48 se unió una pequeñísima novedad en la propia plataforma: ahora podemos consultar la puntuación obtenida por cada usuario la semana anterior. Quiero aportar algunas reflexiones al respecto.

Tuve ciertas dudas a la hora de disponer esta minúscula actualización. En primer lugar siempre está la cuestión moral: ¿es adecuado que se sepa cuánto ha subido cada usuario? Esto puede dar pistas sobre sus tendencias de voto que quizá prefiera que sean secretas. Pero claro, en verdad esos datos ya eran públicos porque podemos apuntar la puntuación cada semana y observar de igual forma el crecimiento. De esta forma solo ahorramos esfuerzo al que quisiera tener este conocimiento.

No obstante todos los usuarios tienen la posibilidad de no aparecer en el listado público y que no se vea su puntuación y capacidad de voto. Creo que lo hacen muy pocas personas… entre las que me cuento. Siempre he sido celoso de mi privacidad.

Tengo que añadir que ocin solo tiene apuntada la puntuación actual (y ahora la anterior), de forma que es imposible conocer la cantidad de puntos que un usuario tenía, por ejemplo, en el número catorce. Si alguien tiene curiosidad por eso, tendría que hacer su propio registro.

No fueron las únicas dudas que me surgieron. Creo que es evidente que ocin se ha convertido en un lugar que es propiedad moral de la comunidad, y en la que yo soy un simple obrero que pone ladrillo sobre ladrillo. El problema de eso es que no hay una “junta de gobierno” establecida, y no tengo una guía de qué cosas puedo hacer y cuales no, e incluso los cambios más mínimos como este me hacen tener dudas. Así que, ¿y si se me ocurre algo de más calado? Creo que ocin es una plataforma innovadora y que debe respetar tanto la propiedad moral de la comunidad como el deseo de mejora por mi parte o la de otros, pero reconozco que no me siento para nada autorizado para introducir cambios. Quizá sí respaldado, pero no autorizado formalmente.

Los cambios relacionados con el proceso de publicación tienen un inconveniente práctico adicional. Ocin tiene un ritmo estricto que no se puede ver sometido a retrasos, y crear un entorno de pruebas que simule una situación real me lleva algo de tiempo. Introduzco, pues, los cambios con mucho cuidado y observo que el número se publica adecuadamente, con los dedos cruzados.

En cualquier caso para este servidor de la comunidad realizar aportaciones es un honor, y puedo asegurar que vendrán más y de más calado, pues hay varias ideas no tanto mías como de los usuarios de la web. Se hablará con profundidad de ellas cuando ocin cumpla un año, dentro de cuatro números.